El Shiba Inu y los Niños

Si estás pensando en adoptar uno de estos peluchitos y eres padre, lo más lógico es que te preguntes si el shiba inu se puede llevar bien con los niños

¡Para tu tranquilidad, pueden llevarse muy bien! Tú tendrás un papel muy importante en el proceso, y será fácil si haces las cosas correctamente, con educación en positivo

¡En ShibaInu.page te explicaremos todo lo que necesitas saber para que tu shiba inu y tus hijos se lleven bien!

Compatibilidad del Shiba Inu con los niños

Como ya hemos explicado en esta web, el shiba inu es una raza de perro que se caracteriza por tener bastante carácter, ser terco y poco sociable.

Esto no significa que esta raza no se pueda llevar bien con los niños. Con nuestra ayuda cualquier shiba inu puede tolerar o incluso encantarle estar con niños.

Será paciente con tu hijo y entenderá hasta qué punto se diferencia del resto de seres humanos que conoce. Sabrá que en él tiene un amigo de juegos, un hermanito.¡Podrán, incluso, irse juntos a jugar al parque!

El secreto para conseguirlo está en lo que tú hagas para lograrlo. Sigue los consejos que te daremos a continuación y verás que todo va como la seda.

La introducción

La introducción es la parte más importante de la futura relación entre tu shiba inu y los niños. ¡La primera impresión es la que más cuenta en el mundo de los perros!

Las situaciones en las que se encuentren el niño y el shiba inu pueden ser muy distintas y requerir distintas estrategias. Nosotros deberemos reaccionar de forma acorde a cada caso.

No es lo mismo criar a un shiba inu desde pequeño con un niño que adoptarlo siendo adulto. Además, los niños pueden estar ya en el hogar o ser introducidos más tarde.

Te hablaremos de las posibles situaciones en las que te encontrarás, y cómo actuar para que todo salga perfecto.

La situación ideal: el niño ya está en casa

La situación puede ser más sencilla si el niño ya está en la familia cuando llega el shiba inu a nuestras vidas. Puede ser que el niño ya tenga cierta edad o acabe de nacer. Lo más habitual será lo primero. 

Si el niño tiene cierta edad y es consciente de lo que hace, deberemos hablarle mucho antes de la llegada del perro. Esto lo llenará de ilusión. Aprovecharemos esta motivación para empezar ya a educarlo para que trate correctamente a cualquier perro. Habrá que mentalizarlo bien de que los perros no son un juguete, y no presentarlo como tal cuando llegue: evita a toda costa entregarlo como un regalo ¿Verdad que no harías eso con un niño adoptado?

Esto te puede interesar...  Cómo socializar a un Shiba Inu

Lo ideal sería que el shiba inu y el niño se criasen juntos. Probablemente así sea mucho más sencillo para todos, ya que se adaptarían perfectamente el uno al otro.

el shiba inu y los niños 2

Como puedes ver en nuestro artículo sobre la socialización del Shiba Inu, nos beneficiaremos de su aprendizaje durante un período muy sensible. Gracias a eso, el perro tolerará mucho mejor a tus hijos.

Por lo que, si puedes, planea una crianza entre tu hijo y un cachorro de shiba inu.

Obviamente, aunque la situación sea bastante favorable no habrá que descuidar la educación. Tengan la edad que tengan, será indispensable que eduquemos tanto al perro como al niño, para que se adapten mejor el uno al otro. Tal y como explicaremos más adelante.

Situación algo más compleja: el niño llega a casa

Cuando el que es nuevo en casa es el niño, debes saber presentarlo adecuadamente.

Entendemos que por “llegada” estamos hablando de un nacimiento. Por lo que nos centraremos en la llegada de un bebé a casa.

Normalmente, sobretodo si el Shiba Inu es hembra, el perro tendrá suficiente instinto como para saber reaccionar bien ante un bebé de otra especie. 

Sin embargo, nunca sabemos qué puede pasar. El perro puede malinterpretar la situación, puede hacerse daño casualmente, estar herido, de mal humor, el olor recordarle a algo negativo, etc. Lo mejor será ser precavidos.

Para ello, deberemos facilitar que el perro conozca al bebé mucho antes de tenerlo al alcance. De esta forma conseguiremos que se haga a la idea más fácilmente y le sea familiar cuando se lo presentemos.

Esto lo conseguiremos mediante el olfato

Y es que, como cualquier experto en el comportamiento canino te diría, el olfato es el sentido más importante que tienen los perros. A través de él conocen mucho mejor el mundo y es un sentido indispensable para este tipo de cosas.

Así que lo que te recomendaríamos hacer es que, sin dejar que se vean de momento, coger prendas usadas del bebé (una camiseta, un pantalón, unos calcetines, etc ¡no unos pañales, no seas bestia!) y dejárselas oler al perro.

Si acompañas esto de premios, conseguirás que el perro asocie ese olor con emociones positivas. Así, cuando vea a tu bebé por primera vez estará contento de conocerlo al fin.

Cuando veas que el perro ya reacciona bien ante los olores (lo cual consigues en dos o tres veces como mucho) ya es hora de darle una oportunidad a tu bebé.

Esto te puede interesar...  Cómo socializar a un Shiba Inu

Para presentar a tu pequeño y estar más tranquilo puedes tomar algunas precauciones:

  • Ambos debéis estar presentes en el momento crucial 
  • Que uno de los dos esté pendiente de la conducta del perro para darle premios o corregirlo si hace algún gesto raro
  • Que el otro sujete al bebé atentamente y acerque el bebé al perro lentamente mientras le dice, con un tono de voz cariñoso y calmado “mira tu nuevo hermanito, que guapo, mira, mira”

Si le dais mucho feedback al perro, seguramente tengáis un momento mágico con él. Algo como esto:

Presentar niños desconocidos

A veces necesitaremos presentarle al perro un niño desconocido, de cierta edad.

Esto puede ser muy común si tu hijo se trae amigos del colegio a casa o si tú y tu pareja decidís adoptar un niño mientras tenéis un shiba inu en casa.

Teniendo un poco de cuidado extra, seguiremos los mismos pasos de una socialización cualquiera con personas, mediante la positivización:

  1. Propiciamos una reunión en un sitio neutral (mejor si no es en casa) con el desconocido. Esto puede ser durante un paseo.
  2. El niño desconocido saluda al perro y le da uno o varios premios
  3. Vemos la reacción del perro y si este se acerca al niño, él le vuelve a dar un premio.
  4. Si el perro decide alejarse lo respetamos y cuando se vuelva a acercar, aunque no sea queriendo, le damos un premio nosotros y el niño desconocido. 

De esta forma, con más paciencia dependiendo de lo terco que sea el perro, conseguiremos que asocie el niño desconocido con emociones positivas. A estas alturas, el niño ya se habrá ganado al perro y no tendrás nada de qué preocuparte en cuanto a su vínculo. 

¡Pero eso no es todo! Ahora deberán llevarse bien, la educación será indispensable con el Shiba Inu y los niños. 

La educación en casa

Cuando se trata de perros y niños, cualquier que sea la raza, es vital que tengamos mucho cuidado con su educación.

el shiba inu y los niños

Un niño debe aprender a tratar bien a su perro, y el perro debe aprender a tolerar a su “hermano pequeño”. Normalmente, la mayoría de perros lo aprenden solos. Pero, como sabemos, los Shiba Inu tienen un carácter especial y eso podría torcer las cosas.

La educación del perro

Es vital que, por parte del perro, este sepa controlarse y entienda todo lo que ocurre a su alrededor.

Queremos un perro que sea capaz de tolerar a los niños y sea disciplinado. Esto se conseguirá mediante la positivización y el entrenamiento con trucos.

Esto te puede interesar...  Cómo socializar a un Shiba Inu

Deberemos asegurarnos de que el perro quiere y respeta a nuestro hijo. Esto lo conseguiremos haciendo que el niño dé de comer al perro premios de vez en cuando, como ya hemos explicado en la introducción de niños desconocidos. 

En el caso de los Shiba Inu, nos beneficiaremos mucho de su gran capacidad para aprender enseñándoles educación básica. Siempre en positivo.

Será indispensable que le enseñemos a quedarse quieto, el significado del “no” y otras órdenes y trucos. Todo lo que aprenda le servirá para saber controlarse mejor ante situaciones complicadas con niños. Tendrá mayor autocontrol.

Este es un ejemplo de un Shiba Inu al que le están enseñando autocontrol:

Será aún más interesante que pueda, incluso, obedecer órdenes del propio niño. Esto fortalecerá aún más los vínculos entre perro y niño. Lo conseguirás haciendo participar a tu hijo en las sesiones de entrenamiento. 

El Shiba Inu pasará de ver al niño como una posible fuente de problemas a un estímulo interesante y, más importante, como un compañero de juegos. Le encantará estar con él.

Si hace falta, para realizar una muy buena educación te recomendamos que contrates algunas sesiones con algún adiestrador que aplique la educación en positivo. Mientras tanto, también puedes ver nuestro apartado sobre educación del Shiba Inu.

La educación del niño

El niño deberá aprender a adaptarse también a la forma de ser del perro.

Como sabemos, los Shiba Inu a menudo son bastante independientes y un niño debe aprender cuándo dejarlo tranquilo.

Será ideal que al niño le enseñemos a respetar las decisiones del perro de alejarse. De esta forma, siempre será el perro quien decida hasta dónde quiere aguantar.

También será vital que el niño aprenda el lenguaje del perro para poder reaccionar a él. Como mínimo, el relacionado con la agresividad: gruñidos, mirada fija, enseñar los dientes, etc. De lo contrario, el niño no dejará de insistir y jugar con él. Y el perro se puede mosquear fácilmente, y con razón

Lo ideal para poder educar a nuestro hijo será estar siempre presentes y atentos durante las interacciones. A poder ser en todas, sobretodo en las primeras. Corrigiéndolo cuando se pase de la raya o felicitándolo cuando haga algo bien. Obviamente, ten siempre en cuenta la edad del niño y adapta tus exigencias.

Si combinas todo esto con la buena educación de tu perro, nunca tendrás un susto con tus hijos.

Conclusión

¿Has visto? ¡No era tan difícil como parecía!Si tenéis paciencia y sois constantes en casa, no hay por qué tener problemas. Cuando tu perro y tu hijo se hagan amigos no habrá quien los separe

Comparte este artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shinainu.page te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por David como responsable de esta web. 

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Banahosting (proveedor de hosting de shibainu.page) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Banahosting.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en konnichiwa@shibainu.page, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Más información aquí.

Ir arriba