Educación del Shiba Inu

Una de las características más destacadas del Shiba Inu es la dificultad para entrenarlo y adiestrarlo, veamos con más detenimiento todo lo relacionado con la educación, así como unos consejos prácticos para educar al Shiba Inu y para lograr la mejor convivencia posible.

Capacidad de Entrenamiento

El Shiba se caracteriza por ser una raza de difícil entrenamiento y educación en general. Es un perro inteligente, pero le gusta ir a su aire y no siempre va a obedecer las órdenes de sus dueños. Para lograr una educación perfecta lo ideal es acudir a un especialista.

Antes de entrenar a tu perro, o de someterlo a un adiestramiento, debes saber que esto no garantiza que la relación con tu mascota vaya a mejorar. Para mejorar la relación perro/dueño, hay que trabajar otros aspectos extremadamente importantes en esta raza en concreto. La comunicación, socialización, entender lo que necesita y unos buenos paseos son mucho más importantes que un adiestramiento.

entrenamiento del shiba inu

Busca un entrenador que te enseñe a entender a tu perro, en sus necesidades y en cómo comunicarte con él correctamente. Como dueño del shiba, necesitas crear un vínculo de confianza y una relación sólida que requiere de mucho tiempo.

El aprendizaje será mucho mejor si das al perro tiempo para que te entienda. Las golosinas no son siempre la mejor opción. Aún así, de vez en cuando podremos usar pequeños obsequios en forma de comida que no podrán rechazar.

Las golosinas te pueden ayudar con la educación, pero no deben de ser una costumbre habitual. Trata de que tu shiba entienda lo que quieres pedirle.

Es un error exigir demasiado en la educación o entrenamiento, debes entender que no es el camino para forjar una relación sana y duradera. El perro shiba no es el típico perro al que estamos acostumbrados en occidente. Es una raza que rompe los esquemas y no siempre va a hacer lo que su dueño quiera. Este es un concepto un poco complejo de entender en nuestra sociedad, en la que incluso humanizamos los perros. Sin embargo es la base para convivir con razas tan especiales como el Shiba Inu.

La llegada a casa

Cuando un cachorro llega a casa por primera vez es muy vulnerable a cualquier interacción, tanto con la casa como con las personas. Tu querido y peludo puppy va a necesitar un periodo de adaptación, piensa que ha pasado de estar con su madre y hermanos, a estar con personas y se encuentra en un lugar totalmente desconocido.

shiba cachorros

Los primeros meses, el cachorro necesitará mucha compañía y comprensión. Necesita tener el contacto con alguien para sentirse seguro. Los primeros meses son cruciales para establecer un vínculo con él. Debes estar disponible y tener una paciencia casi infinita.

En estos días, el cachorro empezará a investigar toda la casa y de dejarle libre por todos aquellos sitios en los que pueda entrar. Debes mostrarte muy acogedor sin ser demasiado disciplinado, recuerda que es un cachorrito.

Es bastante probable que por las noches llore y se encuentre muy solo, echará de menos a su madre y hermanitos. Te recomendamos que coloques su cama al lado de la tuya para que no se sienta solo.

Personalidad y Temperamento Únicos

Como ya hemos dicho los Shiba son perros bastante inteligentes y tienen un carácter muy especial. Los propietarios no siempre tienen el nivel de entrenamiento adecuado para lograr los objetivos, y esto hace que la educación pueda ser más complicada.

educación del shiba inu


Además son perros muy independientes y hay que tener en cuenta que cada Shiba es único. No siempre van a responder del mismo modo a las órdenes de su dueño. Los puntos determinantes del entrenamiento son, por tanto, esa personalidad única y su temperamento. El adiestramiento puede ser más complicado en unos que en otros, por lo tanto no existe una metodología exacta que vaya a funcionar a la perfección.

8 Consejos para entrenar un Shiba Inu

A continuación te mostramos 7 consejos para adiestrar tu Shiba

1. Pensar como un Shiba Inu

Para educar un Shiba Inu debes pensar como él, esto te ayudará a comprender que es lo que le motiva. Pensar como él te permitirá progresar más rápidamente. Para conseguir motivarles, es recomendable usar golosinas, pero no juguetes. Las recompensas en forma de caricias o cariño no son el mejor premio, ya que no va a mostrar demasiado entusiasmo hacia esa actitud por parte de su dueño.

Lo ideal es usar un sistema de recompensa basado en la comida o las golosinas

El dueño o entrenador se debe mostrar como un líder, ganar su confianza es esencial y con un poco de perseverancia el Shiba se mostrará obediente y mostrará lo mejor de sí mismo. No olvidemos que es  un perro un poco terco, por lo tanto es natural que no siempre cumpla las voluntades de su dueño.
Cuando el Shiba entra en casa es recomendable darle un poco de espacio y demostrarle confianza. De este modo el liderazgo del dueño se reforzará y facilitará una educación de futuro.

2. Mantenerlo en buenas condiciones

Los paseos deben ser parte del entrenamiento y deben ser regulares, incluso desde que el perro es un cachorro. Esto permitirá que se acostumbre a caminar y sea fácil de llevar, además aprenderá a caminar con correa y suelto. Antes de comenzar una sesión de entrenamiento es recomendable dejarlo jugar y hacer ejercicio, esto creará un ambiente positivo que ayudará a la educación.

arnés para shiba inu 2


Tanto los cachorros como los adultos son perros muy perceptivos y notarán el estado de ánimo de su dueño. Por lo tanto es recomendable que, sobre todo los momentos dedicados a la educación, se hagan en un ambiente lo más positivo posible. De lo contrario tendrá consecuencias negativas en el entrenamiento y aprendizaje futuros. Pasear con él es importante, ya que el Shiba lo verá como un instante privilegiado, y será el mejor momento del día que puede compartir con su dueño.

3. Los accesorios necesarios para el aprendizaje

No es necesario caminar con una gran cantidad de objetos. Sin embargo, algunos accesorios son necesarios para el aprendizaje y bienestar del Shiba. Para cada paseo es esencial llevar la correa, aunque en algunas ocasiones pueda caminar libre, no obstante se recomienda llevarlo atado por la seguridad del perro. En este aspecto se recomiendan las correas retráctiles, ya que son muy cómodas y el perro se siente más libre. Es importante que elijas un arnés adecuado para asegurar la comodidad y bienestar del Shiba.

arnés para shiba inu


Si sacas a tu mascota por la calle, es obligatorio recoger los excrementos, pero si sales a pasear por la montaña o la naturaleza, no es necesario. No te olvides de llevar bolsitas de plástico para ello.
El shiba es un perro activo y si comienza a correr o jugar necesitará agua para refrigerarse, no estaría de más llevar agua y un recipiente para tal efecto. Incluso si hace mucho calor es mejor elegir un horario de madrugada para el paseo. Como ya hemos dicho un poco más arriba, las recompensas preferidas del Shiba son la comida y las golosinas, sería genial que pudieras llevar unas pocas en el caso de que quieras enseñarle a tumbarse o dar la patita, por ejemplo.

4. Los primeros pasos con correa

Los primeros días que intentes poner una correa es posible que el Shiba se oponga y empiece a tirar en todas las direcciones, este es uno de los primeros problemas que pueden surgir e incluso se puede negar a caminar. Es importante que intentes colocar la correa suavemente y sin prisas. Si el Shiba se niega a caminar, tira con pequeños tirones, sin hacerle daño, con el fin de obligarlo a moverse. Si consigues que comience a caminar, debes recompensarlo. Si se niega a caminar, no es recomendable gritar ni castigar, solo conseguirías que tu perro se bloquee por completo.

Los-primeros-pasos-con-correa


Si en algún momento notas que el cachorro tira de la correa, detente y espera hasta que esté más suelta o llama al perro para que venga hacia ti. En el momento que la correa deje de estar tensa puedes comenzar a caminar de nuevo. Cuando el cachorro esté totalmente acostumbrado a la correa podrás llevarlo sin problema a cualquier sitio para mostrarle el entorno que le rodea.
Los momentos de exploración son importantes, déjalo investigar y olisquear con paciencia, esto le ayudará a orientarse. Entre las 8 y las 12 semanas es esencial que saques a tu cachorro lo más posible, es importante para su desarrollo. Debe conocer otros perros con regularidad, esto le ayudará para un progreso adecuado de su vida.

5. Los primeros pasos sin correa

Algo importante antes de sacar a tu Shiba sin correa es que obedezca la orden de acercarse, debe regresar siempre. Si no lo hace, debes enseñarle primero antes de sacarlo sin correa. En caso contrario podría ponerse en peligro o causar situaciones estresantes, tanto para el perro como para el dueño.

pasear al shiba inu sin correa


Este proceso de aprendizaje puede resultar largo y tedioso, pero es un paso totalmente necesario para la relación perro – dueño. Lo ideal es empezar con distancias cortas, anímalo a venir y felicítalo cuando regrese, incluso en algunas ocasiones, puedes ofrecerle un obsequio en forma de comida. No es recomendable que le acostumbres a los obsequios, de lo contrario siempre esperará esa recompensa y su educación se irá al traste.
Los primeros días que salgas sin correa, quítasela en un lugar del que no pueda escapar corriendo, por ejemplo un parque vallado. De este modo, en caso de que no obedezca podrás ponerle la correa con más facilidad y no se escapará. Elije preferiblemente un lugar sin demasiados ruidos y tráfico. Después de que aprenda a caminar sin correa y regresar al dueño podrás enseñarle a sentarse y esperar por tí.

6. Respetar a otros perros y a sus dueños

Sacar a tu Shiba de paseo, con correa o sin ella, es más fácil cuando no hay estímulos externos que lo distraigan. Sin embargo es importante que tu perro se relacione con otros perros y personas. El Shiba debe aprender a canalizar su energía y emoción cuando se cruza con otros animales. Permítele conocer a sus semejantes para perfeccionar su socialización, los perros necesitan estar en contacto con otros perros en cualquier época de su desarrollo.

Respetar a otros perros y a sus dueños


Estos encuentros entre perros deben ser siempre seguros y amistosos. Si ves que tu perro se acerca a otro con ánimo y buenas intenciones, aléjate un poco para darle un poco de espacio. Dales tiempo a los perros para que se conozcan mientras mantienes la correa con firmeza, ya que debes estar listo para reaccionar en caso de pelea.

7. Llevar al Shiba de senderismo

La mayoría de los Shibas son reacios a caminar por zonas ruidosas o con demasiada gente. Prefieren la naturaleza y grandes áreas silvestres. El senderismo será sin duda su actividad favorita. Tienes en el Shiba el compañero perfecto para el deporte y actividades al aire libre. Elije senderos adecuados para perros para garantizar su seguridad. No te olvides de todo el equipo necesario para mantener a tu mascota a salvo, usa un arnés adecuado, lleva agua y comida, etc.
Dada la naturaleza de los Shibas de antiguos cazadores, es posible que elijan perseguir pequeños animales en lugar de obedecer al dueño. Esto puede poner en peligro al perro. Suelta al perro si estás seguro de que no hay animales que pueda perseguir.

pasear con el shiba inu

8. Nada de excesivo ejercicio

Cualquier perro necesita salir, correr y jugar. Existe un falso dicho que asegura que los perros se deben cansar para llegar a casa y relajarse. Esto es un error, esto solo conseguirá que el perro esté sobreexcitado y estresado. Conseguirás que no se relaje y se vuelva más reactivo.

Lo más recomendable es pasearlo unas tres veces al día, con una duración total de 90 minutos. Tendrás a tu mascota en forma a nivel físico y emocional.

Entrenamiento para hacer pis

Uno de los primeros pasos en el entrenamiento del Shiba es enseñarle cuando y dónde debe hacer pis. Este entrenamiento deberás hacerlo desde que es un cachorro muy pequeño. Esto es algo que podrá aprender relativamente rápido, pero deberás llevar una rutina diaria que el perro lo pueda entender. Debes tener mucha paciencia y ser muy comprensivo con el cachorro.

Establece un horario para llevarle cada dos horas a la calle a hacer pis, si haces esto de forma regular e insistente podrás tener unos resultados positivos.

Por norma general, los cachorros dormirán aproximadamente una hora al día por cada mes que tengan. Si tu cachorro tiene 3 meses, necesitará dormir unas 3 horas al día. Una vez que esté despierto es posible que necesite hacer pis, notarás que quiere salir a la calle por que mostrará ciertas actitudes que lo delatarán: empezará a dar vueltas, llorará, olfateará todo lo que esté a su alrededor, etc.

shiba inu hacer pis

Es necesario que saques a la calle al perro a primera hora de la mañana. También debes hacerlo cuando se despierte y después de comer y beber agua. Tu elogios hacia él, harán que entienda que está actuando correctamente y que puede hacer sus cosas en la calle sin problema. Poco a poco comprenderá qué es lo correcto. En los inicios del entrenamiento podrás premiarle con golosinas, pero deberás eliminarlas poco a poco, el perro debe entender que no siempre obtendrá ese tipo de premio.

Una vez que el perro comprenda los horarios para salir a la calle, podrás tener más flexibilidad y no necesitarás hacerlo con la misma puntualidad. El Shiba habrá entendido quién manda en casa y cuando y dónde debe hacer pis. Esto significa que no debes dejar sola a tu mascota durante muchas horas seguidas, de lo contrario no le quedará más remedio que hacer pis en la casa. Los Shibas son perros muy sensibles y necesitan la compañía de sus dueños. Además, puedes hacer que tu perro olvide toda la rutina aprendida, y será bastante difícil volver a enseñarla.

Dejar a tu Shiba muchas horas solo en casa hará que se olvide de su rutina para hacer pis en la calle, tu trabajo habrá sido en vano.

Si alguna vez necesitas dejar al Shiba solo en casa durante varias horas, asegúrate de dejarlo en una habitación protegida con papel absorbente, de este modo será más fácil y más higiénico recoger sus excrementos. Además evitarás que destroce tu suelo.

Entrenamiento para que toque el timbre

Un entrenamiento interesante para tu Shiba Inu es enseñarle a tocar el timbre cuando necesite salir. Este puede ser un eficaz sistema de alerta tanto para el perro como para el dueño. Además te encantará que lo haga, tus visitantes estarán impresionados de verlo. Obviamente el timbre no está accesible desde el interior del hogar, por lo que deberemos habilitar una pequeña campanita o cascabel para que el Shiba lo use. Te mostramos un ejemplo que podrás colgar de la pared o de la puerta.

campana de aviso para Shiba Inu

VER PRECIO Y OPINIONES

También puedes encontrar algunos avisadores que puedes colocar en el suelo. El perro podrá pisarlos para accionar la campana.

avisadores para shiba inu

VER PRECIO Y OPINIONES

Una de las ventajas que tiene entrenar a usar la campana es evitar los lloriqueos, ladridos y aullidos del perro. También podrás evitar que arañe la puerta de casa. Para enseñarle a usarla toca con su hocico o pata a la campanita cada vez que lo saques a hacer pis. Puedes decirle la palabra «Out» o «Fuera» para que asocie el sonido a la salida de casa. Cuando estés fuera, podrás elogiarlo para que sepa que ha hecho un buen trabajo.

Elige el sistema que más te guste o que más se adapte a tu hogar, pronto comprobarás que es realmente útil, tu Shiba se volverá realmente inteligente y evitarás pequeños desastres caseros.

Cómo hacer que el perro aprenda su nombre

Es muy común que, cuando un nuevo cachorro llega a la familia, empecemos a usar el nombre que le hemos asignado de una forma natural, humana. Es normal, sobre todo para los recién llegados al mundo canino, pensar que el perro asimilará su nombre de forma natural, como un bebé humano. Y que tarde o temprano, aprenderá su nombre meramente por repetición y asociación.

Cómo hacer que el perro aprenda su nombre

Pero no es así. Los perros aprenden mediante el condicionamiento operante, es decir, tenemos que conseguir que nuestra mascota, se acostumbre para que el propio sonido de su nombre le haga prestar atención. Tenemos que lograr que el sonido de su nombre le provoque alegría y excitación como una respuesta natural.

Para hacer esto, sólo tenemos que usar el nombre de nuestro perro de una forma positiva, y recompensarlo con un refuerzo positivo cuando te preste atención por llamar su nombre. Y sobre todo, ¡nunca vamos a usar su nombre para nada más!.

Parece algo sencillo de conseguir, pero aquí es donde muchos dueños de perros cometen errores que luego se vuelven en su contra, y en contra del propio animal.

Los típicos errores al enseñar a un perro a reconocer su nombre

Mucha gente usa el nombre de su perro como una corrección, gritándolo con enfado, y asociándolo después a un castigo. El perro hace algo indeseable y el dueño grita enfadado: «¡Milo! ¡Para ahora mismo!, o ¡Perro malo, Milo!. A partir de este momento, por supuesto, Milo comienza a asociar su nombre con refuerzos negativos. Él aprende que cuando se le llama por su nombre, se le está regañando y esto es algo que nosotros no queremos que suceda.

errores al enseñar a un perro a reconocer su nombre

Porque entonces, el perro comenzará a ignorarnos cuando le llamemos por su nombre y no se detendrá y girará para prestarnos atención. ¿Por qué cualquier perro iba a dejar de perseguir a una ardilla sólo porque le llamas cuando sabe que le van a regañar? En este momento, él solo piensa en que está libre y divirtiéndose, y no sentirá la necesidad de detenerse a prestarle atención si ha aprendido que le vas a regañar. Tienes que hacer que quiera parar y prestarte atención.

Para confundir todavía más al pobre perro, muchos caen en el error de usar el nombre del perro a modo de orden para que el perro vuelva. Para ello suelen gritar: ¡Milo….. Miloooo!, o ¡Ven Miloooo!.

Esto es sencillamente erróneo. Para que el perro aprenda su nombre correctamente, es necesario utilizar el nombre de nuestra mascota sólo para llamar su atención. Es una orden y no puede tener dos significados. Di el nombre de tu perro de manera positiva y tranquila, luego haz una pausa y luego da una segunda orden: «Milo… (pausa)….ven! Su nombre no es una orden para venir a ti, tienes otra orden para eso.

Por último, es importante no darle a tu perro varios nombres o usar distintos apodos. Aunque es posible que en ocasiones algunos aprendan a responder a múltiples nombres, de nuevo estás diluyendo la efectividad de tener uno solo y puedes confundir a tu cachorro.

Muchos perros se confunden con lo que significa su nombre. Ten en cuenta que si eres culpable de los errores anteriores cuando llamas a tu perro, para ellos podría tener tres significados: “¡Detente y préstame atención!“,“¡Estás siendo travieso, te estoy regañando!“.  Y “¡Ven a mí!. ¿No? ¡Ven, estoy enfadado!“.

¿Entonces su nombre tiene tres significados? A ninguna otra palabra de las que usamos con nuestro perro le pasa esto, así que el pobre cachorrillo se confunde y el objetivo de lo que su nombre debe significar se pierde.

Necesitamos eliminar su uso para las frases que no significan que quieres su atención, y que asocian su nombre con cosas negativas. Y necesitamos concentrarnos en la que expresa que quieres su atención. Usa su nombre sólo para llamar la atención y siempre con una voz tranquila y positiva, además después de atenderte, recompénsale con una experiencia deseable y gratificante.

El objetivo, recuerda, es que tu perro piense que su nombre tiene este único significado, que escuchen su nombre y en su cabeza suene: «¡SÍ! Algo bueno está a punto de suceder» y que dejen de hacer lo que están haciendo de forma fiable y consistente para dirigirse a nosotros.

7 Consejos para enseñarle a tu perro a reconocer su nombre

Que un perro aprenda su nombre son todo ventajas. Por ese motivo, enseñar a un perrito su nombre es un proceso esencial. Si tu perro responde a su nombre, puedes ganar su atención para entrenarlo cuando lo necesites.

Consejos para enseñarle a tu perro a reconocer su nombre

Además, puedes protegerlo del peligro (y que él te proteja ya puestos) así como tener un hogar más armonioso. Un perro que reconoce su nombre y es obediente, también puede disfrutar de parques o caminatas sin correa. Entrenar a un perro para que responda a su nombre necesita de una técnica que seguramente quieras aprender. Por eso hemos preparado algunos consejos para ayudarte a enseñar a tu perro a reconocer su nombre. Sigue estos tips, y siendo consistente y paciente, lograrás que tu perro aprenda su nombre rápidamente.

  1. Elige un buen nombre para tu perro: Date unos días para conocerlo si quieres, puedes jugar o pasar tiempo con él para averiguar lo que le gusta y lo que no. De esta forma podrás dibujar un nombre a partir de sus rasgos o hábitos de personalidad más fácilmente.
  2. Dale al perro un nombre antes de empezar a darle órdenes: Es importante que le enseñes a tu cachorro su nombre antes de que empieces a dar órdenes. Que tu cachorro sepa su nombre ayudará al proceso de entrenamiento.
  3. Escoge un nombre sencillo de reconocer: Decántate por un nombre con una o dos sílabas. El nombre de un cachorro debe producir una respuesta rápida. Los perros responden mejor a los sonidos cortos. Por ejemplo, los nombres más comunes para perros son algo así como: Bella, Buddy o Lucky, y no es casualidad. Usa un nombre que no te importe repetir sin parar. Además, si tienes niños pequeños, al escoger un nombre más corto, ellos podrá decirlo sin problemas.
  4. Encuentra un lugar para empezar a entrenar: Puedes entrenar en tu casa, en la cocina o en la sala de estar.  Un patio trasero o un espacio exterior tranquilo donde no haya distracciones.  Para empezar, tu cachorro puede estar con o sin correa.
  5. Planifica sesiones de capacitación: Los perros tienen períodos de atención cortos.  Por esta razón, es mejor planificar sesiones de entrenamiento más frecuentes y breves.  Con sesiones de entrenamiento de cinco minutos con de tres a cinco «repeticiones» durante diferentes momentos del día.  Practica en el transcurso de unos días.
  6. Llama a tu cachorro con una voz alegre y clara: Usa el nombre de tu perro una vez por ejercicio (por ejemplo: ¡Ven, Milo!).  Si repites el nombre continuamente antes de que llegue el perro, el perro no lo escuchará. Usa el nombre del perro con refuerzos positivos. Puedes probar a huir de tu cachorro mientras le llamas por su nombre.  A los perros les encanta perseguir cosas y es más probable que te sigan.
  7. Recompensa a tu perro si responde a su nombre: Exclama «bieeeeen» cuando llegue. Elogia verbalmente y/o dále un refuerzo positivo como una golosina.  En general, debes actuar muy emocionado y complacido con su comportamiento.  También puedes darle a tu perro un masaje en el vientre.  Puedes alternar las recompensas que le das al cachorro.  El objetivo es asociar la obediencia del perro con una respuesta positiva por tu parte.

Cómo educar a tu perro para que acuda cuando le llamas

La verdad es que educar a tu perro para que acuda cuando le llamas, tiene mucho que ver con el haber enseñado o el hecho de enseñar al perro a reconocer su propio nombre.

educar a tu perro para que acuda cuando le llamas

Evidentemente, para educarlo y que acuda cuando le llamas, antes, debes enseñarle a reconocer su nombre.

Una vez conseguido esto, debes saber que tener a un perro enseñado a venir cuando dices su nombre, es una habilidad crucial que salva vidas.

No engañes ni confundas al perro

Si le has dicho a tu perro que «ven» y luego has hecho algo que él percibe como negativo (por ejemplo, le regañas, lo bañas, le sacas algo de la boca o lo atas para salir de casa), eso el perro lo percibe como un engaño, y le confunde. Asegúrate de enseñarle a tu perro que venir a ti siempre se asocia a un buen momento.

Inventa una palabra para hacer que venga

Si ya has usado «ven» demasiadas veces antes para luego castigar a tu perro, te recomiendo que elijas una nueva palabra. Es más fácil entrenar un comando desconocido que cambiar el significado de uno que conoce y no le gusta. No importa la palabra que elijas, siempre debe ir acompañada de recompensa y estímulo positivo.

Consejo Premium para el entrenamiento de tu perro para que venga cuando dices su nombre:

Elabora un lista de lo que distrae a tu perro y clasifícalo por orden de menor a mayor distracción.

De esta forma, cuando estés listo para añadir desafíos a tus sesiones de entrenamiento de recuerdo, ya sabes lo que será difícil de ignorar para él.

Tienes que llegar al punto de que frente a algo que a tu perro le llama mucho la atención, cuando dices su nombre, sea capaz de venir enseguida y de forma automática a ti.

Cómo enseñar a un perro a traer un palo

El enseñar a un perro a traer un palo es uno de los comandos más sencillos y naturales que puede aprender un perro con su amo. Enseñarle a un perro perro a traer un palo no es difícil. Lo principal es seguir todas las instrucciones que voy a darte a continuación, no estar nervioso y hacerlo sólo por el placer mutuo de estrechar la relación con tu adorada mascota.

Cómo enseñar a un perro a traer un palo

Puedes empezar a enseñar a un perro a traer un palo a partir de los 5-6 meses de edad. Hasta esta edad, entrenarás a tu mascota para jugar con diferentes objetos y mantenerlos en la boca.

A continuación vamos a explicarte cómo enseñar a tu perro a ir a por un objeto y traértelo. Da igual que sea un palo, una pelota o cualquier otro objeto. Aquí hay dos métodos igualmente útiles para enseñar a tu perro a traerte rápidamente aquello que le lanzas.

Enseñando a tu perro cómo traer de vuelta una pelota, o lo que le tires

Para empezar a aprender cómo traer un palo es necesario que antes el cachorro haya dominado bien los comandos «ven» y «sentado».

enseñar al perro a traer la pelota

Es mejor no empezar un entrenamiento de reparto en la calle, sino en casa, por ejemplo en el pasillo, para que el estudiante no distraiga nada.

Aunque cuando el perro está entrenado, este juego se desarrolla sobre todo al aire libre, el entrenamiento, lo empezaremos en casa. Una buena zona es eñ pasillo, o allí donde menos distracciones hayan para el perro.

A continuación nos pondremos junto al perro con una correa larga en el pie izquierdo, lo mantendremos sentado, y lanzaremos un palo a una distancia de 3-4 metros. Esperaremos unos segundos, y luego haremos un movimiento de apunte con la mano y ordenaremos «¡tráelo!

Tan pronto como el perro agarre el objeto, el juego debe ser repetido esta vez sin tirar de la correa, forzando al perro a regresar por sí mismo. Al final, el perro se volverá a plantar junto a tu pie izquierdo, como antes de empezar. Por supuesto, cada vez que haga algo bien, el perro debe ser recompensado con algo que llevarse a la boda de comida.

Así que se trata de que poco a poco consigas que el perro regrese de forma independiente, sin tirar de la correa.

Otro método es el conocido como la cadena inversa. Este trata, de ir enseñando al animal los 5 pasos del proceso de tirar un palo, recogerlo y traerlo, pero a la inversa, empezando por el final:

  • 5. Primero enseñamos al perro a dejar caer el palo en tu mano (o en el suelo justo delante de ti).
  • 4. Enseñamos al perro a acercarse a ti, llevando el palo.
  • 3. El perro recoge el palo de donde cayó cuando la lanzaste.
  • 2. El perro va a recoger el palo que has lanzado.
  • 1. El perro espera a que lances el palo.

Primero enseñarás el paso 5, luego el paso 4, y así sucesivamente. Cada paso que se enseña, se premia con recompensas cuando se aprende, esto es esencial.

Cuando el perro logre completar toda la secuencia de 1 a 5, de principio a fin, él verá cada paso de la secuencia como una recompensa con la oportunidad de realizar el siguiente paso. La razón por la que cada paso funcione como una refuerzo en positivo en sí mismo es que ha sido muy recompensado durante cada paso del proceso de aprendizaje, y el perro solo tiene buenas asociaciones con él.

Al final, la recompensa de un perro por traerte un palo, simplemente es una oportunidad de volver a recogerlo cuando lo tires.

¿Quieres saber más sobre los Shiba Inu?

CARACTERÍSTICAS

CARÁCTER

CUIDADOS

SALUD

ENFERMEDADES

Comparte este artículo
Ir arriba