Ansiedad por separación en perros

Al volver a casa, después de un duro día de trabajo, muchos dueños se encuentran con un verdadero problema. Muchos perros, lo que hacen cuando se quedan solos, es que destrozan muebles e incluso rascan paredes y hacen todo. Esto pasa por una causa. 
[themoneytizer id=»46215-1″]

En este artículo queremos hablarte de la ansiedad por separación, un problema que está presente en una gran parte de los hogares y que, por supuesto, afecta también a los dueños de shiba inu. 

La buena noticia es que si aprendes a detectar la ansiedad por separación en tu perro, y reaccionar correctamente, te ahorrarás mucho tiempo y dinero. Para eso has venido hoy hasta aquí. 

¿Qué es la ansiedad por separación? 

No es precisamente un problema que ocurra en uno de cada mil casos, es algo que probablemente le pase a tu shiba. 

Ansiedad por separación en perros


De hecho, hasta un 20% de los perros padecen ansiedad por separación en algún momento de su vida. Esto es algo que, irremediablemente, y los expertos afirman que irá a más en el mundo que vivimos. 

Síntomas

La ansiedad por separación es un problema bastante más grave de lo que muchos puedan pensar. El perro no sólo “se pone nervioso” y ya está, ni sólo “sufre la ida de su dueño”, si no que a menudo este problema empeora. 

Por falta de información, muchos casos ya graves acaban en abandonos. Eso no es una solución, ya que si lo hacemos cargaremos con el peso de esto sobre nuestra conciencia toda nuestra vida. La solución es informarse bien, por ejemplo, leyendo artículos como este. 

Muchos casos de aparente ansiedad por separación se malinterpretan y no se solucionan. Conocer la causa puede marcar una gran diferencia. Es por eso que debemos conocer bien el problema y saber ver si es un aprendizaje o dependencia emocional.  

Cuando un perro tiene ansiedad por separación molesta a los vecinos llorando, gimoteando y ladrando sin parar. 

La verdadera ansiedad por separación se caracteriza porque el perro siente una emoción muy fuerte, que necesita sacarse de alguna forma. Normalmente el perro se desahoga mediante los ladridos y lloriqueos o mordiendo todo lo que pilla. Destrozando cosas por el camino… 

Es un tipo de perro que hará lo que sea con tal de que vuelvas a estar con él. Lo peor de todo, es que puede desencadenar otras conductas peores, como la autolesión. 

OJO: Hay una confusión muy común en este tema, y tiene que ver con que el perro se “haga” sus cositas cuando lo dejamos solo. No tiene nada que ver con este problema, ya que si dejas a cualquier perro 8 horas solo en casa, lo más normal es que acabe aprendiendo a hacerlo en cualquier lado. Tenga, o no, ansiedad… y si ya es adulto le parecerá algo normal porque es “lo habitual”. 

Causa nº1: Sobreprotección

Si nos paramos a pensar en cuáles pueden ser las causas, estas pueden ser muchas, pero déjame hacerte un spoiler: esto les ocurre por nuestra culpa. 

Muchos perros tienen esa aparente ansiedad debido a una dependencia emocional, creada por nosotros. Sobretodo pasa con los que son criados desde cachorros, que acaban siendo muy consentidos y se les sobreprotege, un error a todas luces. A un perro –igual que a un niño– no lo puedes tener viviendo en una burbuja eternamente. 

Ansiedad por separación en perros

Si a un perro no lo dejas interactuar con perros de la calle como debería, acabarás con un perrito con serios problemas sociales. Si no lo expones a aquello que precisamente debe superar, jamás lo hará y tendrá problemas crónicos.

Ahora entiendes por qué tantos perros últimamente tienen tantos problemas de socialización, ¿verdad? no es casualidad. Es por culpa de la actitud miedosa de los dueños, que acaban transmitiendo al perro de forma indirecta.. 

Lo mismo pasaría con el tema de la ansiedad por separación. 

Hay dueños que intentan suplir sus carencias emocionales personales con un perro, algo que no es sano. Suelen ser los que más problemas de conducta por dependencia emocional acaban teniendo con el perro. Y son los que a los adiestradores más traen de cabeza, porque no actúan con lógica educativa. 

Si le damos siempre todo lo que quiere, la impresión que un cachorro se lleva del mundo es errónea. No trabajamos en su tolerancia a la frustración, algo muy importante, sino que le dejamos que siempre obtenga cualquier cosa llorando

Al final, si el dueño es dependiente, el perro también lo será, y no es algo que nos conviene a ninguno de los dos. 

A ver, es lógico y bueno que a los cachorros se les de mucha atención, pero como dueños debemos también ser conscientes de los límites. Debemos ser coherentes con la educación del perro, y enseñarle a gestionar sus emociones.

De lo contrario, el perro jamás podrá tolerar estar a solas. Imagínate qué sin vivir le estamos procurando a nuestra querida mascota dándole todo lo que quiere. No le estamos haciendo un favor, al contrario.

Es normal que nos dé miedo dejar al perro a solas durante un rato. Aunque no nos fiemos de él o que simplemente nos de pena, debemos ser conscientes que es por su bien. 

Más abajo te hablaremos sobre cómo deberías enseñarle a estar a solas, y así superar o prevenir la ansiedad por separación

Solucionando la ansiedad por separación

No debes permitir que este problema se alargue en el tiempo. Después de leer este artículo podrás tomar acción y empezar a dar los primeros pasos hacia un futuro donde el perro no lo pase mal cada vez que nos vayamos de casa. 

Lo primero de todo, no permitas que te siga exigiendo tu atención a todas horas. Se está apoderando de tu tiempo, que es mucho más valioso de lo que piensas. 

ansiedad por separación

Igual que harías con un niño que se está volviendo demasiado dependiente con su madre, debes tomar cartas en el asunto. Si hace falta, tendrás que ponerte borde con él, ya de si tiene este tipo de problema, no conocerá un límite y se lo tendrás que marcar igual que harías con un niño, siempre de forma positiva.  

¿Dependencia emocional o aprendizaje?

Sobretodo ante este tipo de problema, deberemos fijarnos en cuáles son las causas: si puro aprendizaje o dependencia emocional. Según la causa, habrá que tratar la ansiedad por separación de diferente manera.

Algo que muchos te recomendarán es que simplemente ignores al perro cuando se porte “mal” y no le des tu atención hasta que se calme. No siempre funcionará, y puede empeorar, sobretodo si la causa es emocional. 

Dependencia emocional

Lo que no entiende mucha gente es que cada perro es un mundo, y puede tener los mismos problemas por diferentes razones. Conocer bien el matiz será decisivo para tener éxito. 

Si lo estudiamos bien, seremos 100% efectivos en nuestra solución. 

Por ejemplo: un perro puede estar lloriqueando con lágrimas de cocodrilo, como haría un niño inocentemente porque sabe que le funciona para conseguir algo que siempre le dan. Puede ser simplemente una mala costumbre. Un aprendizaje que, por desgracia, nosotros le hemos dado aunque sea sin querer. 

Algo muy diferente, es que un perro empiece a llorar de forma descontrolada e incluso se haga daño en las patitas rascando una puerta, al dejarlo solo.

En el primer caso, el perro está tan pancho actuando, pero en el segundo está sufriendo muchísimo. Y no estamos buscando culpables ahora, eso ya no importa. Ahora es momento de encontrar soluciones. 

Si tenemos todo esto bien claro, estaremos listos para actuar.

Así que… ¿La ansiedad por separación de tu perro se debe al aprendizaje o a algo más profundo? 

Solución al problema provocado por aprendizaje

Cuando un perro ha aprendido a actuar como un perro traumatizado que se ha quedado a solas, y consigue que volvamos corriendo, estamos perdiendo los papeles. Le estamos premiando por llorar. 

Pero tengo una buena noticia para ti: si tu perro tiene ansiedad aprendida, lo solucionarás pronto. 

Solución al problema provocado por aprendizaje

Hacer un drama es algo que a los cachorros se les da muy bien, aunque en parte sí que sufren. Algunos incluso a veces hacen sonidos simulando estar heridos con tal de hacer que vengamos corriendo, y engañarnos con sus caritas. 

A través de su infancia acaban aprendiendo a hacer que sus dueños vuelvan, tienen la sartén por el mango. 

Si quieres saber si tu perro ha aprendido a simular estos síntomas para llamar tu atención (algo más común de lo que parece), prueba a ver si te funciona la famosa técnica de ignorar al perro cuando este empiece a realizar conductas que expresen nervios o malestar cuando te vayas a ir. 

Si cuando reaccionamos de forma lógica a sus comportamientos: explicándole que no nos gusta que lloriquee enfadándonos o dándole premios cuando se queda callado, lo más probable es que el perro acabe deshechando su “trauma”. 

OJO: El enfado es algo con lo que se puede trabajar, y es que tanto ellos como nosotros somos seres sociales. Nunca debemos asustar a un perro, ni pegarle, pero sí que podemos expresar nuestras emociones de forma que entiendan que no siempre toleraremos ciertas conductas. El enfado es útil y bueno si lo usamos con cabeza. 

Como tip extra, también puedes probar a pedirle que se calle, de alguna que lo entienda perfectamente. Por ejemplo, enseñándole el comando “cállate”. 

Este proceso de aprendizaje se llama contracondicionamiento. Conseguimos que el perro aprenda a hacer todo lo contrario a lo que nos molesta. Le damos otras salidas más apetecibles (por ejemplo; me callo = me dan un premio, me pongo ansioso = se enfadan conmigo, en vez de chillo = tengo tu atención) 

Pero no hay que desechar las posibles causas de esta conducta, y trabajarlas también. Si el perro ha tenido este problema desde hace mucho tiempo, puede indicarnos que algo no está bien y ha necesitado tanto tu atención que ha recurrido a hacer teatro. Revisa cuánto tiempo sueles estar con tu perro e intenta darle algo más de atención. 

Solución a la ansiedad emocional real, la emocional 

Si lo anterior no te ha funcionado, podemos estar hablando de dependencia emocional. 

Para los perros más dependientes, el hecho de que tu desaparezcas detrás de una puerta puede ser un mundo.

ansiedad emocional

Los problemas de tipo emocional requieren de más de paciencia, y sobretodo mucho tiempo. Deberemos enseñarle a gestionar su ansiedad por separación de tal forma que el animal se vaya acostumbrando y acabe aceptando que lo dejemos solito. 

Siempre será aconsejable que contratemos a un especialista, ya que hay muchas posibles fuentes del problema emocional que causan la ansiedad por separación. De todas formas, te daremos una serie de pautas que pueden llegar a funcionar en la mayoría de casos. 

Te aconsejamos que pruebes por ejemplo con el ejercicio de separación gradual. Lo más importante es que trabajes sobre el problema, que cuando estés en casa realiza ejercicios de separación temporal. 

Esto puedes hacerlo primero dejando a solas a tu perro durante un corto período de tiempo, por ejemplo, dejándolo a solas en una habitación de al lado, encerrado. 

Si el problema es emocional deberás de dejar a un lado todas las técnicas tradicionales y toda lógica de adiestrador. Premia a tu perro cada vez que volváis a encontraros, independientemente del tiempo que haya pasado. Así, tu perro sabrá que siempre habrá algo bueno esperándole si es paciente, y no cambiará. 

Dependiendo de la gravedad de la dependencia emocional, que como ya hemos dicho es la causa en este caso, deberás darle más o menos tiempo, eso ya dependerá de cada caso. Lo importante de verdad es que primero empieces de una forma que el perro no pueda pasarlo mal, aunque sea desapareciendo un segundo detrás de la puerta. 

En cualquier caso, siempre te recomendamos que a tu shiba le des algo para hacer cuando tu no estas, por ejemplo como es el caso con los kong. Permítele también que tenga formas saludables de desahogar sus emociones, tal vez a través de un mordedor,  específicamente pensado para este fin, o con huesos

Si te ves muy apurado y necesitas acelerar el proceso en un momento dado también podrías recurrir a fármacos que hagan de calmante, o a aromaterapia, siempre sujeto a la opinión e instrucciones de un profesional cualificado.

Comparte este artículo

2 comentarios en “Ansiedad por separación en perros”

  1. Nuestro Milu tiene un poco de ansiedad cuando lo dejamos solito en casa, y ahora veo que seguramente sea por dependencia emocional como bien tu dices!!! hasta ahora un amigo adiestrador nuestro nos dijo que lo ignorasemos para que se calmara y no funcionaba… hasta me dijeron que me pusiera y sacara la chaqueta varias veces hasta que el perro se calmara, pero nada de eso funcionaba
    Ademas si que es verdad que lo tratamos un poco como aun niñito consentido jeje… nuestro fallo… bueno, aplicaremos los consejos que nos has dejado aqui y te diremos como va. Muy buena guia, GRACIAS

    1. Muchas gracias por tu comentario Sanches, nos encanta ser de ayuda para ti y otros dueños de shibas. Poco a poco iremos incluyendo más información sobre esta preciosa raza. Un abrazo para vosotros y para Milu, por supuesto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shinainu.page te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por David como responsable de esta web. 

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad.

Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Banahosting (proveedor de hosting de shibainu.page) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Banahosting.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en konnichiwa@shibainu.page, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Más información aquí.

Ir arriba